El 80% de las viviendas que existen en España se encuentra envejecidas, según Reparalia, que hace hincapié en que el paso del tiempo no solo afecta a la estructura del edificio, sino que también tiene consecuencias en el interior de la vivienda. Para ello, advierte sobre cuáles son los síntomas que ayudan a los propietarios a determinar el estado de su inmueble. Tuberías. Con el paso del tiempo se corroen, por lo que son frecuentes las pérdidas de presión, goteos y filtraciones, lo que a su vez puede generar humedades. Instalación eléctrica. Estos aparatos sufren oxidaciones frecuentes, además de problemas de conexión o falsos contactos con el cableado, lo que da lugar a sobrecalientamientos,...